18 Y mató reyes poderosos, Porque para siempre es su misericordia;