6 Serán derribados en lugares peñascosos sus jueces, Y oirán mis palabras, que son suaves.