10 En cuyas manos está el mal, Y su diestra está llena de sobornos.