14 Porque este Dios es Dios nuestro eternalmente y para siempre: El nos capitaneará hasta la muerte.