11 Y morarán en ella, y nunca más será anatema: sino que será Jerusalem habitada confiadamente.