12 Extendiendo tu diestra, la tierra los tragó.