4 Que se traiga ahora un poco de agua, y lavad vuestros pies; y recostaos debajo de un árbol,