8 Pero Noé halló gracia en los ojos del SEÑOR.