10 En su mano está el alma de todo viviente, y el espíritu de toda carne humana.