11 Mis pies tomaron su rastro; guardé su camino, y no me aparté.