8 He aquí yo iré al oriente, y no lo hallaré; y al occidente, y no lo percibiré.