5 Mi carne está vestida de gusanos, y de terrones de polvo; mi piel hendida y abominable.