30 Respondió Jesús, y dijo: No ha venido esta voz por mi causa, sino por causa de vosotros.