9 Y dijo a sus discĂ­pulos que le estuviese siempre apercibida la barquilla, por causa de la multitud, para que no le oprimiesen.