3 El día que llamé, me respondiste; me fortaleciste con fortaleza en mi alma.