4 En Dios alabaré su palabra; en Dios he confiado, no temeré lo que la carne me hiciere.