24 Y le preguntó: ¿Eres en verdad mi hijo Esaú? Y él respondió: Yo soy.