18 Y sus palabras parecieron razonables a Hamor y a Siquem, hijo de Hamor.