21 Ningún daño sobreviene al justo, mas los impíos están llenos de pesares.