54 Los trajo, pues, a su tierra santa, a esta tierra montañosa que su diestra había adquirido.