21 No quedó nada que no comiere; por tanto su bien no será durable