20 por tanto, no sentirá él sosiego en su vientre, ni escapará con su codicia