13 El corazón alegre hermosea el rostro; mas por el dolor del corazón el espíritu se abate