6 Entonces le preguntó al Señor
qué debía hacer, pero el Señor
rehusó contestarle ya fuera por sueños o por sorteo sagrado
o por medio de los profetas.