9 Pero cuando el arca llegó a Gat, la mano dura del Señor
cayó sobre sus hombres, jóvenes y mayores; los hirió con una plaga de tumores, y hubo gran pánico.