9 Entonces el rey Sisac de Egipto subió y atacó Jerusalén. Saqueó los tesoros del templo del Señor
y del palacio real; robó todo, incluso los escudos de oro que Salomón había hecho.