5 —¿Cómo sabes que Saúl y Jonatán están muertos? —le insistió David al joven.