10 Siguió matando a filisteos hasta que se le cansó la mano para levantar su espada, y ese día el Señor
le dio una gran victoria. ¡El resto del ejército regresó recién a la hora de recoger el botín!