27 Poco tiempo después, Moisés se despidió de su suegro, quien regresó a su propia tierra.