18 Ve a consolarlo, porque yo haré de su descendencia una gran nación».