5 —¿Conocen allí a un hombre llamado Labán, el nieto de Nacor? —les preguntó.
—Sí, lo conocemos —contestaron.