8 »“¿Quién eres, señor?”, pregunté.
»Y la voz contestó: