25 Él decidió con qué fuerza deberían soplar los vientos
y cuánta lluvia debería caer.