24 porque él mira hasta el último rincón de la tierra
y ve todo lo que hay bajo los cielos.