38 Después, Josué y los israelitas se volvieron y atacaron Debir.