15 ¿No te hizo uno el Señor
con tu esposa? En cuerpo y espíritu ustedes son de él.
¿Y qué es lo que él quiere? De esa unión quiere hijos que vivan para Dios. Por eso, guarda tu corazón y permanece fiel a la esposa de tu juventud.