14 Claman: «¿Por qué el Señor
no acepta mi adoración?». ¡Les diré por qué! Porque el Señor
fue testigo de los votos que tú y tu esposa hicieron cuando eran jóvenes. Pero tú le has sido infiel, aunque ella siguió siendo tu compañera fiel, la esposa con la que hiciste tus votos matrimoniales.