12 «Envíanos a esos cerdos —suplicaron los espíritus—. Déjanos entrar en ellos».