17 No te alegres cuando tus enemigos caigan;
no te pongas contento cuando tropiecen.