4 Te pidió que le preservaras la vida,
y le concediste su petición;
los días de su vida se alargan para siempre.