16 Lo único que oímos son los insultos de los burlones;
lo único que vemos es a nuestros enemigos vengativos.