4 Mi corazón late en el pecho con fuerza;
me asalta el terror de la muerte.