5 No levantes tus puños desafiantes contra los cielos
ni hables con semejante arrogancia”».