25 ¡Se alimentaron con comida de ángeles!
Dios les dio todo lo que podían consumir.