27 Luego el profeta les dijo a sus hijos: «Aparéjenme el asno». En cuanto lo hicieron,