5 Su esposa Jezabel entró y le preguntó:—¿Por qué estás tan deprimido que ni comer quieres?