3 Pero Nabot le respondió:—El SEÑOR me libre de venderle a Su Majestad lo que heredé de mis antepasados!