27 Al día siguiente Abraham madrugó y regresó al lugar donde se había encontrado con el SEÑOR.