5 Inclinándose, se asomó y vio allí las vendas, pero no entró.