38 Perecerán en medio de las naciones; el país de sus enemigos los devorará.